24 nov. 2009

24 de noviembre de 2009

Desgracia, que palabra más curiosa. Es de esas palabras con diferentes colores, tonalidades e intensidades, y que quizás, utilizamos demasiado sin ser conscientes de lo que significa realmente. ¿Nos sentimos desgraciados por no conocer la verdadera desgracia?...piénsalo!. La desgracia de la realidad es la gracia de la poesía.
La de hoy es una canción que profundiza en la desgracia, la verdadera desgracia. Seguro que después de escucharla te sientes mejor!


Letra: JOHN WAYNE GACY JR.

Su padre era un borracho
y su madre lloraba en la cama
doblando las camisetas de John Wayne
cuando el columpio le golpeó en la cabeza.
Los vecinos le adoraban
por su humor y su conversación.
Mirad bajo su casa,
encontrad las pocas cosas vivas, pudriéndose rápidamente, en su sueño.
Oh, los muertos.
Veintisiete personas,
quizá más, eran chicos
con sus coches, sus trabajos de verano,
Oh, Dios…
¿Eres uno de ellos?
Se disfrazaba de payaso para ellos,
con su cara pintada de blanco y rojo,
y comportándose impecablemente
en una oscura habitación sobre la cama
los besaba a todos.
Mató a diez mil personas
como en un juego de manos,
corriendo muy lejos, corriendo muy rápido hacia la muerte.
Se quitó la ropa para ellos,
puso una mordaza en sus labios,
manos quietas, besos quietos en la boca.
Y comportándome impecablemente
realmente yo soy como él.
Mira bajo las tablas de la casa
en busca de los secretos que mantengo escondidos.

2 comentarios:

  1. http://niundiasinpoesiaguadalpin.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. http://www.365fotos.com.ar/
    Los hay a patas...lo importante es el contenido

    ResponderEliminar