21 nov. 2009

21 de noviembre de 2009

Llevo unos días escuchando en SPOTIFY el nuevo disco de Jamie Cullum. Este cronner inglés no solo canta bien, sino que además es un gran pianista. Sería un topicazo decir que su nuevo trabajo es más maduro y profundo que el anterior, y quizás lo sea, pero para mí estas canciones son, sobre todo, más sucias e intensas. Canta como nunca el cabrón, con la diferencia que introduce matices nuevos que hacen del álbum un "Bocatto di Cardinale".
El tema de hoy se titula "Don't stop the music", es nada menos que una versión del llena pistas de Rihanna, y un ejemplo de como dignificar una canción comercial.
Besitos variados

No hay comentarios:

Publicar un comentario