27 feb. 2010

27 de febrero de 2010

Siempre que escucho esta canción de Iggy Pop se despierta el punky que llevo dentro. Me alegra tenerlo controlado y la mayoría de veces dormido ya que mi vena punky es salvaje. Por ejemplo: me encantaría ir a la celda 211 donde meterán a Munar y con una sonrisa seductora cortarle el pelo a cero, ¿os imagináis a Munar pelada?. En fin, menos mal que cuando termina la canción mi punky se vuelve a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario