20 may. 2010

20 de mayo de 2010

Ayer fui a dar una vuelta por el cementerio de Binissalem y me sorprendio la sensacion de respeto que impone un lugar asi. Pense en la gente que hay enterrada, en como vivieron sus vidas, en si fueron felices o desgraciados. La verdad es que visitar un cementerio hace que cambies la perpectiva de la vida y le des la importancia justa que merecen ciertos problemas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario