26 ene. 2010

26 de enero de 2010

Hoy me levanto cabreado por tener que aguantar otro día gris y lluvioso, ¿donde se han metido los días soleados?. Necesito imperiosamente disfrutar del sol, de sus rayos, de sus vitaminas, de su calor. La canción que me viene a la cabeza en un día feo como este pertenece a una banda británica que descubrí con esta preciosa pieza. Espero que esta melodía le de un sentido a esta mierda de día.

1 comentario:

  1. No te cabrees hombre, para que existan días soleados tienen que existir días nublados. Y la oscuridad puede resultar tremendamente inspiradora. Bonito tema

    ResponderEliminar